noviembre 16, 2007

Vivimos en una sociedad donde el exitismo ha inundado todas las areas de la vida, una carrera exitosa, deportistas exitosos, cantantes exitosos, pastores y ministerios exitosos... La manera en que medimos el exito generalmente tiene que ver con la ausencia de sufrimiento y el reconocimiento de parte del resto de mortales de nuestra buena fortuna. Cuando escuchamos mucha de la musica que se compone para la alabanza y adoracion en estos dias, nos damos cuenta que este es uno de los temas que mas se presenta, ser un vencedor, bendicion, victoria o una relacion idilica con Dios donde se le puede sentir a cada segundo y casi tocar. No estoy diciendo que esto no sea parte de la vida cristiana, lo es y debemos cantar y hablar de estas cosas, algunos le han llamado a esto el Modo Mayor de la Fe, pero ¿que del modo menor? ¿Que de la tristeza, del sufrimiento? ¿que de las sequias del alma cuando Dios parece distante y lejano? ¿Que de los momentos de confusion y de duda que a veces parecen inundar nuestras vidas? ¿No deberiamos tambien cantar de estas cosas? ¿incluirlas en nuestro dialogo con Dios como congregacion? Brian McLaren escribe en una interesante articulo llamado "Carta abierta a los compositores de canciones" lo siguiente:
"Dado que la duda forma parte de nuestras vidas, dado que el dolor y la espera, y la desilusión aún no resuelta son parte de nuestras vidas, ¿no pueden estas cosas verse reflejadas en las canciones de nuestras comunidades? ¿Acaso cuando cantamos interminablemente acerca de la celebración, no pierde esta su vitalidad (y aun su credibilidad) si no cantamos también acerca de la lucha?
Un autor que no recuerdo mencionaba como las nuevas generaciones llamadas postmodernas por los academicos estan aceptando cada vez mas los temas acerca de la tristeza, el dolor y todos esos temas que por mucho tiempo hemos querido ignorar, como aun en los cultos de estas comunidades llamadas emergentes estos temas estan encontrando su lugar, y se preguntaba: "Que esta pasando con estos jovenes que quieren cantar sobre el dolor, la tristeza, la angustia, y la duda? ¿Estaran leyendo los Salmos?"
Porque si regresamos al libro de Alabanzas del pueblo de Israel nos encontraremos con una honestidad que es chocante y que de alguna manera no encuentra musicalizacion en los "Salmos" de hoy.
"Sálvame, Dios mío, que las aguas ya me llegan al cuello. Me estoy hundiendo en una ciénaga profunda, y no tengo dónde apoyar el pie. Estoy en medio de profundas aguas, y me arrastra la corriente. Cansado estoy de pedir ayuda; tengo reseca la garganta. Mis ojos languidecen, esperando la ayuda de mi Dios."
Este Salmo el 69 es solo uno de muchos ejemplos de este sufrimiento puesto en canción.
Salmo 6:6-7, Salmo 10, Salmo 13, etc, etc....
Que una nueva generacion de compositores honestos se levanten en nuestras congregaciones, compositores que puedan con claridad poner en cancion el modo menor de la vida cristiana y luego exaltar el Modo Mayor de victoria y esperanza en nuestro Dios.
Les dejo una cancion de un compositor que admiro, es Matt Redman y en esta cancion me parece que equilibra de manera perfecta estas dos facetas de la vida, el dolor y la bendicion pero en medio de ambas resalta el alabar el nombre de Dios.

Gloria sea a Ti
en la tierra de plenitud
cuando de tu abundancia das
Gloria sea a Ti

Gloria sea a Ti
cuando en valle desierto voy
en caminos de turbacion
Gloria sea a Ti

Cada vez que me bendices
yo canto a Ti
Si la oscuridad se acerca
igual dire:

Gloria sea al nombre de Dios
Gloria sea a El
Gloria sea al nombre de Dios
Gloria sea al nombre del Señor

Gloria sea a Ti
cuando el sol brilla sobre mi
cuando todo es ideal
Gloria sea a Ti

Gloria sea a Ti
cuando sufra al caminar
aunque duela mi ofrenda a Ti
Gloria sea a Ti

Cada vez que me bendices
yo canto a Ti
Si la oscuridad se acerca
igual dire:

Gloria sea al nombre de Dios
Gloria sea a El
Gloria sea al nombre de Dios
Gloria sea al nombre del Señor

Tu das y tomas Dios
tu das y tomas Dios
y yo siempre diré
bendito seas Dios




Francis

2 comentarios:

Fernando dijo...

Me parece muy interesante este articulo sobre En modo menor, que a la verdad, es algo q en mi pasaba y decia si estaria bien cantar este tipo de canciones, pero es claro q si, al igual q David, expresar nuestro dolor y sufrimiento, pero no dejarlo hay noma, sino q al final reconocer q el es Señor y q tiene control de todas las cosas.

Francis dijo...

Dios esta en control! Gracias por tu comentario

* MRC *