octubre 14, 2007

Hace ya un tiempo que nuestra Iglesia empezamos un culto llamado "Tradiciones", en este culto adicional a todos los demas cultos que se llevan a cabo en la Iglesia, el repertorio esta compuesto de aquellas Himnos y Canciones que se han cantado en algunos casos por siglos en la cristiandad, de alli el nombre de tradiciones que se le da a este culto. Una de las cosas que mas aprecio de este culto es la posibilidad de redescubrir antiguas composiciones que tanto por su letras como por su musica son verdaderos tesoros de la himnologia cristiana. Una de estas canciones es "Cristo divino" conocida en Ingles como "Fairest Lord Jesus". Esta cancion de autor anonimo aparecio por primera vez en el cancionaero Munster Gersangbuch en el año 1677, hay una leyenda que dice que era cantado por los cruzados alemanes en el siglo XII en su camino a la tierra santa. Otras historias mas creible cuentan que era cantada por los seguidores de Juan Huss, que fueron expulsados de Bohemia en el año 1620 en el contexto de la persecucion anti-reforma, y que se instalaron en Silesia lo que ahora es Polonia.
La letra nos habla de la belleza y maravilla de Jesus que no puede ser opocada con ninguna belleza terrenal, en la primera estrofa vemos el fundamento de esto, Cristo es el creador y quien sostiene la creacion, la ultima frase del himno resume muy bien el mensaje general "Magnificencia incomparable, Eres mi Cristo, mi Señor."

Cristo divino, Hijo unigénito,
Gran Creador y fiel sostén,
siempre he de amarte,
siempre servirte,
mi gozo, mi corona y bien.

Los campos bellos
cubren el suelo
de lozanía y floración;
Jesús, empero,
siempre es más bello;
Hace cantar el corazón.

¡Bello el lucero!
¡La plateada luna!
Titilan las estrellas mil.
Jesús es bello,
Jesús es puro
que todo el reino celestial.

Más que la aurora
fulge tu rostro
con hermosura
de lirio en flor.
Magnificencia incomparable
Eres mi Cristo, mi Señor.

Amén.

1 comentarios:

El Ojo Protestante / Biografías dijo...

Un tipo de reunión llamado "Tradiciones": ¡Que buena idea! ¡Me imagino los rostros de los más ancianos de la congregación!
Me parece un gesto de nobleza, (además de rescatar el valor de algunas perlas como "Fairest Lord Jesus") brindarle un espacio de respeto a los mayores.
¡Bendiciones!

* MRC *