marzo 28, 2008


Hoy fue la reunion mensual del ministerio de Musica y Artes de mi Iglesia, cada ultimo Jueves del mes nos reunimos todas las areas de nuestro ministerio para disfrutar de un tiempo de compañerismo, estudio biblico, dinamicas y oración, ademas de los siempre necesarios anuncios e indicaciones. Musica, Video, Multimedia, Escenografia, Sonido y Teatro.
Estamos estudiando juntos el libro de Rory Noland "The worshiping Artist" (El artista adorador) que toca temas muy interesantes y pertinentes para quienes estamos en ministerios de Adoracion y Artes. Les quiero compartir el material de hoy que es una traducción de una sección del libro mencionado. Una de las caracteristicas de este material es que cuenta historias con preguntas para dinamica de grupo al final.

Aqui la Historia:

El pastor Mark miro fuera de la ventana de su oficina y vio que los estacionamientos estaban ya llenos. Como era su hábito antes de cada servicio empezó a orar por varias personas nombre por nombre conforme los veía salir de sus carros y acercarse a la entrada de la Iglesia. Pero pronto fue interrumpido por un toque en al puerta. “Adelante”.
Era Johna Stevens, el jefe de los ujieres. “Pastor lamento interrumpirlo, pero tenemos un problema, Daniel no ha llegado todavía”
Daniel es el director de alabanza de la Iglesia, o para ser más exactos, el es el único director de alabanza de la Iglesia. Daniel es extremadamente talentoso. Toca 9 instrumentos diferentes, canta y hasta compone música. La congregación lo ama. Sin embargo Daniel no es de trabajar en equipo, es más un llanero solitario, por decirlo de alguna manera.
“No llega siempre un poco tarde?” pregunto el pastor Mark.
“No tan tarde”
Justo en ese instante Rosie, la recepcionista de la Iglesia, vino corriendo a la oficina del pastor con un montón de mensajes. “Pastor, el trabajo donde tocó Daniel anoche se extendió, se quedó dormido, y al venir se le reventó una llanta”
“¿Donde ha quedado botado?” pregunto Jonah “Iré en mi carro y lo traigo”
Rosie negó con su cabeza. “Esta en la calle 47”
El pastor Mark dijo en voz alta lo que todos estaban pensando “Para cuando llegues de regreso, el tiempo de alabanza habrá terminado” Se volvió hacia la ventana “Si alguno de ustedes tiene algún talento oculto, este es el momento de hablar” Tartamudeo.
Jonah y Rosie bajaron las miradas.
“Está bien” dijo el pastor Mark, “¿no tenemos a nadie más que pueda dirigir la alabanza?”
Ambos se acercaron al pastor en la ventana. “No sé de nadie que pueda cantar, sobre todo con tan corto aviso” Dijo Rosie
“Y además no conozco a nadie que sepa tocar un instrumento musical” añadió Jonah
El pastor Mark se estaba frustrando. “Quieren decir que en una Iglesia de 300 miembros ¿no tenemos a nadie más que toque o cante?”
Jonah y Rosie se miraron uno al otro “A nadie que nosotros sepamos” dijo Jonah.
Luego de un silencio incomodo, el pastor afirmo impulsivamente. “Yo no puedo afinar ni una nota, de eso estoy seguro”
“Pongamos un video” sugirió Rosie, “o cantemos con un CD de alabanzas”
“¿Y si acabamos temprano?” ofreció Jonah
El pastor suspiró. “Nuestra gente está esperando un culto de adoración”
“Pero ¿como podemos adorar sin música?” pregunto Jonah
“No lo sé” dijo el pastor Mark, “pero lo vamos a descubrir”
En ese momento, el determinado pastor, colocó sus notas del Sermón en su Biblia, caminó ligeramente saliendo de su oficina, y se dirigió al templo, orando con intensidad todo el camino. Jonah y Rosie lo seguían, rápidamente, como los curiosos que se dirigen al lugar de un accidente.
Cuando llegó el momento, el pastor Mark subió al escenario, dio la bienvenida a su rebaño, y dio algunos anuncios. Luego sin disculparse, y sin dar ninguna referencia a la ausencia de Daniel, invitó a la congregación a buscar uno de sus himnos favoritos el 390. “Espíritu de Dios desciende en mi corazón” Algunos de la congragación entraron en pánico cuando no vieron a Daniel en el piano, pero igual tomaron un himnario de las bancas y empezaron a buscar entre sus páginas.
“En vez de cantar, me gustaría que leyéramos juntos la letra” anuncio el Pastor Mark. El empezó y la congragación se sumo de inmediato.

Espíritu de Dios, desciende a mi corazón
Deslígalo de esta tierra en cada uno de sus actos
Ayúdame en mi debilidad, con todo tu poder
Y Hazme amarte como debiera amarte a Ti

El Pastor Mark explico brevemente la línea “ayúdame en mi debilidad, con todo tu poder” e invito a las personas a compartir ejemplos recientes de la fortaleza de Dios y su poder obrando en sus vidas. Esto hizo que el sonidista baje corriendo al primer piso para alcanzar un micrófono a los que querían hablar. Al comienzo eran pocos, después de todo, la Iglesia nunca había hecho algo así antes. Pero luego, la gente empezó a compartir. Una mujer alabó a Dios por haberla sanado del cáncer y un hombre compartió de cómo se había unido a Alcohólicos Anónimos y había salido de una adicción a la bebida. Luego las compuertas se abrieron y muchos ejemplos de oraciones contestadas, bendiciones y provisión se compartieron. El pastor les enseño una frase de respuesta a las bendiciones que improviso en ese instante. Al finalizar cada testimonio el decía. “Gracias sean dadas a Dios” y la congregación aplaudía y exclamaba “Si, gracias a Dios” luego de 15 minutos, el pastor tuvo que cortar los testimonios para poder continuar.
Luego los llevó a leer la segunda estrofa.

Enséñame a sentir que estas siempre cerca
Enséñame a sobrellevar las luchas de mi alma
A corregir al que duda y buscar al rebelde
Enséñame la paciencia frente a las oraciones no contestadas.

El pastor dudó un momento y luego pidió oración para su hijo menor que estaba lejos de Dios, con amistades de mala influencia y tomando decisiones equivocadas. Aquellos cercanos al pastor sabían de esta situación, pero era la primera vez que hablaba públicamente de esto. Obviamente era algo muy doloroso para el y su esposa. Un par de veces tuvo que detenerse y aclarar su garganta y respirar, sus ojos estaban húmedos. Se escuchaban llantos entre la congregación.
Mirando a la Iglesia, el pastor pregunto: “Que luchas, preocupaciones y ansiedades traes contigo esta mañana?” Luego los llevó a formar grupos de tres o cuatro personas justo allí donde estaban y oraron unos por otros.
El resto del servicio fue igual sin programa alguno. Se arrodillaron y oraron la oración del Señor juntos. Luego leyeron el Salmo 23 en voz alta y tuvieron un tiempo de confesión personal y silencio (sin la acostumbrada música de fondo). El pastor les pidió que se sentaran y leyeran el Salmo 146 juntos antes de su Sermón que además tuvo que acortar por el tiempo.
Luego del culto, la congregación estaba extasiada. Muchos comentaban que había sido el culto de adoración más significativo que habían tenido en años. Algunos incluso decían que no les molestaría tener cultos así todas las semanas. De hecho, aun meses después, la gen te comentaba acerca de ese día y le pedía al pastor Mark “¿Cuando tendremos unos de esos culto sin música otra vez?”

PREGUNTAS PARA DISCUSION EN GRUPO

1- ¿Qué opinas de la solución que dio el pastor Mark al no tener un director de alabanza ese día?
2- ¿Porque crees que la congregación respondió tan favorablemente en este culto?
3- ¿Qué crees que aprendieron en esta experiencia?
4- Si hubieras estado en ese culto, ¿que parte habría sido mas significativa para ti?
5- ¿Cómo evaluarías al Pastor Mark como director de alabanza?
¿Habrías hecho algo diferente?
6- ¿Es esta historia un absurdo o es posible tener un culto significativo sin música? Porque si o porque no?
7- ¿Has tenido u tiempo de adoración congregacional sin música? ¿Cómo fue?

8 comentarios:

Ronney dijo...

Hola Francis: me parece interesante pero....pero a la vez no consevible, que nadie pueda tenr talento para cantar, me interesaria NO SER INDISPENSABLE y que cualquiera en mi iglesia pueda levantar su voz y adorarle a El.

Francis dijo...

Exacto, este articulo no es una apologia a una Iglesia sin musica, mas bien uno de los problemas de este Iglesia es que se habian apoyado tanto en una sola persona que terminaron ignorando a otros que de seguro podian cantar y tocar, si hubieran dado oportunidades a mas personas no habrian tenido esa crisis en primer lugar.
bendiciones

Francis

yoel rodríguez dijo...

Muy interesante, me pregunto ¿cómo reaccionaría la congregación si este tipo de culto se hiciere una costumbre ya establecida, es decir, sin música?; después de unos tres meses ¿seguiría habiendo el mismo entusiasmo?, por otro lado, la descripción de este culto se parece más a nuestros servicios de oración (la clásica exposición de un texto con su posterior reflexión y oración), además, también me pregunto ¿cuál sería la reacción de este tipo de adoración en personas inconversas que visitan nuestras iglesias?
A veces lo espontáneo resulta significativo por ser un evento aislado y novedoso, que puede ser repetible, aunque con intervalos de tiempo considerables; finalmente creo que no fue la presencia o ausencia de música la que generó un culto tan agradable, sino la participación activa e importante de la congregación, que es la escencia misma de la adoración congregacional en respuesta al ser, al amor y a los beneficios de nuestro Señor.

Un saludo desde Arequipa Francis

Francis dijo...

Muy interesantes tus comentarios Yoel y en verdad es el tema de la participacion lo que marcó la diferencia, a veces olvidamos que la alabanza es congregacional y se vuelve nuestros solo de la semana.
Buen aporte
saludos a la gente de Allegro Arequipa

Francis

Anónimo dijo...

Hola fracis
sabés de alguna versión en castellano de la canción "Above all"?
gracias


Gustavo

Francis dijo...

Hola
Claro que si, trauje esta cancion varios años atras y la inclui en disco que sacamos en mi Iglesia
la letra la encuentras en
www.todosjuntoscanten.blogspot.com
bajo el titulo de pensando en mi, mandame un correo a francis@institutoallegro.org y te mando el audio de esa version.
Ademas se que hay una version de Aline Barros pero no se en que disco
bendiciones

Richard dijo...

Es muy interesante la búsqueda que veo en esta iglesia, de nuevas expresiones de adoración.Creo que son todas válidas, siempre que sean inspiradas por el Espíritu Santo.Hay una forma de comunicación más sublime, que es la música, y la del corazón espontánea, genuina, y que declara fe en el tal vez peor momento de tu vida, esa, derrite el corazón de Dios.
En mi caso soy artista plástico de argentina, durante años he buscado a Dios en adoración, en forma absolutamente anónima, nos soy un gran cantante, ni un maravilloso músico.Pero no existe momento más sublime en la tierra, que éste, el de estar en la presencia de Dios con música, directo de corazón a corazón.
Siempre me he preguntado que pasa con las otrs artes, si no se puede experimentar lo mismo.
Lo que sí tengo para decir, que la cercanía con Dios te refina la sensibilidad artística, y te ensancha la creatividad.Es una afirmación que puede ser muy discutible en el mundo del arte, pero es mi experiencia personal, y vivo por ella.
Además acompañando el proceso de búsqueda,en mi vida profesional se abrieron puertas que me lanzaron hacia una incipiente fama, que por ese motivo prefiero no revelar mi identidad, y sólo dejarles mi testimonio.
Algun día, y en el momento oportuno, Dios me de la gracia de testificar por ello.
También creo que es bueno que las estrellas musicales en una congregación permitan que otros tengan la oportunidad de adorar, cómo?enseñando.El atril requiere responsabilidad y madurez.No todos pueden ocupar ese lugar.Pero sí transmitir lo que se sabe, para que otros adoren a solas, en sus casas, o como les guíe el Espiritu Santo.
Saludos!

Francis dijo...

Hola hermano

Gracias por tus comentarios y honesto testimonio, el Señor nos de gracias para servirle con nuestros talentos con sinceridad e integridad buscando solo su gloria, muchas bendiciones

* MRC *