marzo 07, 2014

Pongamos las cosas claras, si solo hay adolescentes y jóvenes en el ministerio de Adoración algo anda mal con el ministerio.

No estoy diciendo que los adolescentes o jóvenes no participen, lo que no debe suceder es que sólo ellos participen.

La excepción sería el ministerio de adoración de un grupo juvenil, que obviamente debe estar compuesto sólo de jóvenes o la Iglesia que es 90% compuesta de jóvenes, o el liderazgo que ha decidido que solo quieren jóvenes en el escenario (esta decisión sería materia de otra discusión y de otro articulo).

Lo que quiero decir es que si la congregación esta compuesta por personas de todas las edades, entonces esto debe reflejarse en el ministerio de adoración. Tener un ministerio de adoración donde no se pueden encontrar adultos muestra un problema de fondo que debe ser evaluado y corregido. Dejemos de dar excusas culpando a los adultos de falta de interés o engañarnos a nosotros mismos diciendo que el ministerio de adoración es sólo para jóvenes, o que los jóvenes y los adultos no se entiende y muchas excusas mas. 

La realidad es que el ministerio de adoración es uno de los pocos ministerios en la Iglesia donde podemos encontrar reunidos a personas de distintas edades sin problema alguno, he podido ver a adolescentes compartiendo y tocando con músicos 20 años mayores que ellos sin problema alguno, la música es un territorio común para todas las edades y mas aún cuando esta música esta siendo usada para adorar a Dios. 

Por otro lado la experiencia de los adultos le da solidez musical al grupo, basta ver los mejores grupos musicales que hay para reconocer que están compuestos de músicos que aportan años de experiencia, la regla de las 10000 horas que menciona Malcolm Gladwell en su libro "Fueras de Serie" pone esto en perspectiva.

Sumenle a esto la experiencia de vida y madurez que los adultos aportan (salvo aquellas excepciones de adultos que siguen siendo adolescentes) y podremos entender porque es importante que adultos y jóvenes participen juntos en el ministerio de Adoración. El Rey David cuando organizó el ministerio de Adoración para lo que sería el servicio en el templo que estaba por ser construido, dio instrucciones precisas a los levitas y los indicó que debían servir por turnos "para prestar su servicio, sin importar que fueran adultos o jóvenes, maestros o estudiantes" 1 Cronicas 25:8 (BLA)

Entonces regresamos a la pregunta: ¿Porque no hay adultos en el ministerio de adoración? Veamos algunos motivos posibles:

1. Hay mucho desorden en los ensayos. Esto puede parecer divertido para alguien muy joven pero para un adulto el desorden significa perdida de tiempo y una total des-motivación para seguir en el ministerio.
2. Los ensayos empiezan tarde y no tienen hora fija para terminar. El adulto valora el tiempo de una manera muy diferente a la de un joven, mientras que alguien joven podría estar muy contento de estar un poco mas de tiempo fuera de casa, los adultos sienten una justificada culpabilidad por estar fuera del hogar perdiendo el tiempo y pasar media hora esperando que el ensayo empiece es realmente una total perdida de tiempo. Ademas deben saber a que hora exacta terminará el ensayo pues un adulto planifica sus horarios de manera muy cuidadosa.
3. Se les ha hecho creer a los adultos que en el ministerio de adoración no ejercerán sus dones espirituales. Esto es falso, en todo ministerio pueden ejercerse los dones dados por Dios, debemos tener claro en la mente que no sólo debemos usar nuestros talentos musicales o artísticos en el ministerio sino que debemos también usar nuestros dones espirituales. Quienes tienen dones de pastor deben usarlos en pastorear, quienes tienen dones de servir en servir, quienes tienen dones de enseñanza deben usarlos y todo eso puede y debe darse en el contexto del ministerio de adoración. Los líderes deben crear espacios para que los integrantes del ministerio ejerzan sus dones libremente.
4. No hay vision ni dirección clara. La falta de un sentido de avance y mejora es algo que desanima mucho a las personas, la motivación de un adulto para ser parte de un ministerio de adoración va mucho mas allá de solo tocar, en verdad un músico adulto ya toco bastante en su vida, quiere algo mas, quiere ir tras una visión, una meta clara, requiere un sentido claro de propósito en el ministerio. Una vez mas aquí tenemos una gran responsabilidad de parte de los que lideran los ministerios de adoración.
5. A todos los integrantes del ministerio se les exige la misma dedicación por igual. En lo superficial esta frase puede parecer apropiada y hasta justa, cuando en verdad es profundamente injusta y no tiene en cuenta las circunstancias especiales de la vida que un adulto tiene que afrontar. Trabajo, hijos pequeños o adolescentes, relación con la esposa o esposo, etc, etc, etc. Pretender exigir de ellos la misma demanda en tiempo y ensayos que a los mas jóvenes no tiene sentido alguno. No estoy diciendo que no deban ensayar, de ninguna manera, lo que hay que hacer es tener flexibilidad y proveer distintos niveles de involucramiento en el ministerio de tal manera que el que tenga mas tiempo pues sirva y toque mas y el que tiene menos tiempo no sea excluido sino que se le ofrezca una opción menos intensa pero igual de valiosa para participar. Se le podría ofrecer por ejemplo la posibilidad de tocar solo una vez al mes y otras ideas por el estilo. 

Soñemos con ministerio de adoración compuestos de adolescentes, jóvenes y adultos, todos unidos con el propósito de usar nuestros talentos y habilidades para adorar a Dios y servir fielmente a la Iglesia.



7 comentarios:

Percy Stanbury dijo...

Totalmente de Acuerdo.
Buena Reflexión.
Saludos,
Percy Stanbury

Francis dijo...

Hola Percy, gracias por tu comentario. Un fuerte abrazo!

Luis Rosas Sàenz dijo...

De acuerdo, hay muchas ventajas al tener adultos...la congregación se ve representada y le da confianza al ver adultos, equilibra las emociones y decisiones del equipo, etc.

Aunque hay un pequeño inconveniente que he encontrado al trabajar con adultos: son pocos los que están dispuestos a "seguir aprendiendo", la mayoría cree que lo sabe todo.

Como dije a veces eso hace el equilibrio pero la mayoría de las veces frena el avance. Pero bueno, nadie es perfecto no?

En general, creo que hay muchas más ventajas en tener adultos en el ministerio que no tenerlos.

HECTOR SAKUMA AREVALO dijo...

exelente articulo para compartir y mejorar en nuestras iglesias!!!

HECTOR SAKUMA AREVALO dijo...

exelente articulo para compartir y mejorar en nuestras iglesias!!!

Anónimo dijo...

Muy bueno.

Francis dijo...

Gracias Hector! Esa es la idea, que todos podamos seguir mejorando! Bendiciones!!!

* MRC *